Pescado azul o blanco, ¿cuál elegir?

Pescado azul o blanco
Te explicamos las propiedades de cada uno de ellos.

Cuando vamos al supermercado a comprar pescado podemos tener la duda de cuál comprar, si azul o blanco. Los dos son son muy saludables y necesarios en nuestras dietas, pero la principal diferencia es la cantidad de grasa.

El pescado azul contiene entre un 5 y un 10% de grasa, mientras que el pescado blanco no llega al 2%. Esta diferencia se debe a que los pescados azules suelen desplazarse a larga distancia, mientras que los pescados blancos son más sedentarios y se encuentran, normalmente, cerca de la superficie, por lo que éste primero necesita más cantidades de grasa en sus músculos para realizar dichos desplazamientos.

En ambos casos, gracias a su contenido graso, estos dos alimentos nos permiten llevar a cabo una digestión rápida, siendo aconsejables en todo tipo de dietas.

El pescado azul

Es rico en proteínas (similares a las del huevo o la carne), minerales, tales como el yodo, el magnesio, el fósforo, el hierro y el calcio; vitaminas A, B, C y D; y en Omega 3, que disminuye la tensión arterial, gracias a que las grasas que aporta son de tipo polinsaturado, que aumentan el colesterol “bueno” (HDL) y disminuyen el colesterol “malo” (LDL). Todo esto hace que este pescado sea estupendo para la dieta de personas adultas.

Entre los diferentes pescados azules destacan: el atún o bonito del norte, la anchoa o boquerón, el arenque, el salmón, el salmonete, la anguila, el jurel o chicharro común, el pez espada o emperador, la lamprea y el verdel o caballa.

El pescado blanco

También presenta un índice de proteínas bastante alto junto a grandes cantidades de sales minerales y de vitamina B. Todo esto hace que este tipo de pescado sea indicado para estómagos delicados, personas convalecientes y para la dieta de bebés que están empezando a comer alimentos proteicos sólidos.

Los principales pescados blancos son: el gallo, el rape, la merluza, el lenguado, el cabracho, el congrio, la gallineta, el rodaballo, el besugo

Algunos expertos añaden una tercera categoría bautizada como ‘pescado semigraso’, ya que la cantidad de grasa que presentan en su cuerpo está entre el 2 y el 5%, situando en esta clasificación pescados como la lubina y la dorada.

¿Con cuál te quedas tú? En Antonio y Ricardo te ofrecemos de los dos tipos.


Deja tu comentario