Consejos para reducir las bebidas azucaradas de tu dieta

Consejos para dejar de tomar bebidas azucaradas.
Las bebidas azucaradas forman parte de una dieta de poca calidad.

¿Quién no ha caído en la trampa de las bebidas azucaradas? La mayoría de nosotros somos consciente de lo poco saludables que son y, aun así, seguimos consumiéndolas. Un consumo excesivo de bebidas azucaradas es tan perjudicial como fumar. Una mini bomba de cafeína y azúcar que invade nuestro cerebro y nos da felicidad en cuestión de minutos. ¿Sabías que una de esas pequeñas latas puede llegar a tener más de 10 cucharadas de azúcar?

¡Que no cunda el pánico! No todo está perdido. Si eres consciente del daño que causan a tu organismo, estás en el blog adecuado. A continuación, te presentamos 4 consejos para eliminar las bebidas azucaradas de tu dieta:

1.- ¡No las mires en el supermercado!

En muchas ocasiones, hacemos la compra en el momento menos adecuado y acabamos sucumbiendo al poder de la latita. Una tarde en casa y con una de esas en el frigorífico supone demasiada tentación. Evita su compra y sustitúyela por agua. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!
Son bebidas con poco valor nutricional que no son capaces de ofrecer a nuestro cuerpo los nutrientes que aporta un alimento sólido.

2.- Crea tu propia bebida

Cada vez es mayor el número de personas que decide cuidarse y unirse al club fitness. Esto nos ha traído una enorme cantidad de recetas caseras entre las que se encuentran los famosos smoothies. Tú eliges el sabor y pones los ingredientes.

Aquí te dejamos una receta de Smoothie para que empieces a poner en práctica estos consejos.

Para los más peques de la casa también podemos optar por zumos de frutas naturales como el de sandía y fresa: Licuamos ½ sandia con 8 fresas y colamos nuestra fruta. ¡Un gran aporte de vitaminas al que vuestros hijos no podrán resistirse!

3.- Reduce la dosis

Estas bebidas son adictivas y si eres de los que la consumen de manera compulsiva te costará decirles adiós. Puedes empezar pidiendo bebidas bajas en azucares o "Light" si sales a tomar algo con los amigos. Además, sería conveniente que llevarás contigo siempre una botella de agua y, en el caso de que necesites burbujas, optes por el agua con gas. ¡Ánimo!

4.- Escucha a tu cuerpo ¡te lo está pidiendo a gritos!

Las bebidas azucaradas aportan calorías vacías. Son bebidas con poco valor nutricional que no son capaces de ofrecer a nuestro cuerpo los nutrientes que aporta un alimento sólido. El consumo de este tipo de bebidas supone el total de la energía de nuestra dieta y nuestro consecuente aumento de peso.

Hay que tener especial cuidado en el caso de los niños donde esta situación se agrava al estar en épocas de crecimiento. Los niños obesos presentan mayor riesgo de padecer graves problemas de salud como diabetes tipo 2, hipertensión, asma, trastornos del sueño o depresión y aislamiento social entre otros.

Con la gran cantidad de sustitutivos saludables que existen, haz la elección adecuada y deja que tu organismo descanse un poco. No será tarea fácil, pero sin esfuerzo no hay recompensa. ¡TÚ PUEDES!

Deja tu comentario