¿CROQUETEAMOS?: Receta de croquetas de coliflor y queso

Todo lo que necesitas para cocinar unas croquetas de coliflor y queso
Deliciosa receta de croquetas de coliflor y queso.

¿Sabías que las croquetas son de origen francés? El nombre ‘Croqueta’ viene del verbo francés Croquer (Crujir). ¡Las abuelas francesas tenían la clave de la alimentación de sus nietos! Las croquetas sirven de acompañamiento o como plato principal. Pueden ser de cualquier clase imaginable, ya sea de bacalao o, como vamos a ver hoy, de verdura. Pocas son las personas que no han probado nunca la croqueta y es que seamos sinceros, está muy buena y bien podría ser considerada como patrimonio de la humanidad. De momento, solo existe el Día Internacional de la Croqueta el 16 de enero, un buen paso para conseguirlo.

Hoy vamos a darle un giro y vamos a cambiar la receta de la croqueta tradicional para introducir más verdura en nuestra dieta de la manera más apetecible posible. ¡Croqueta de coliflor y queso! 


Ingredientes

  • 250 gramos de coliflor
  • 60 gramos de queso al gusto
  • ½ cebolla
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Harina
  • Aceite de oliva
Coliflor congelada Antonio y Ricardo
Para la receta te aconsejamos nuestra Coliflor.


Para la bechamel:

  • 1 litro de leche entera
  • 80 gr de mantequilla
  • 80 gr de harina
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • Una pizca de nuez moscada 

Recuerda que las cantidades variarán en función de la cantidad de croquetas y de la textura que queramos conseguir.   

Preparación

El primer paso es lavar muy bien la coliflor (déjala algunos minutos en remojo) y cortarla a trocitos. 

¡Toca cocer la coliflor!

Mientras se cuece la coliflor, añade aceite a la sartén y dora la cebolla bien rallada durante 2 minutos. 

Una vez lista la coliflor, tritúrala. Aquí puedes utilizar la picadora o la paciencia y un tenedor. El toque mágico: añade el queso rallado

Añade la cebolla sofrita a esta mezcla y déjala reposar mientras preparas la bechamel

La bechamel también puedes hacerla con queso, solo tendrías que añadir a los ingredientes queso cheddar o el que más te guste. 

Ahora mezclas la coliflor con cebolla y la bechamel hasta que se enfríe antes de ponerte manos a la obra con las croquetas. 

Llegados a este punto, tendrás una masa bastante pegajosa por lo que te aconsejamos que te pongas harina en las manos para dar forma a las croquetas. 

Coge 4 platos: 1 plato con huevo, otro con harina y otro con pan rallado. Para el cuarto plato solo necesitas papel de cocina para poner las croquetas una vez listas para comer. 

¡El paso más divertido! Pasa la croqueta por la harina, luego por el huevo y finalmente por el pan rallado. ¡A freír! 

Déjalas reposar y… ¡A CROQUETEAR! 




Deja tu comentario